Evaluación psiquiátrica integral para niños

¿Qué es una evaluación psiquiátrica integral?

Una evaluación psiquiátrica ayuda a diagnosticar los problemas emocionales, conductuales o del desarrollo. Se realiza sobre la base de los comportamientos del niño, y estos se evalúan en función de cómo afectan la vida del niño.

¿Cuándo debe solicitarse una evaluación psiquiátrica integral?

Los padres suelen ser los primeros en sospechar que el niño o el adolescente tiene un problema, por ejemplo, con los amigos o las relaciones familiares, la escuela, el sueño, la alimentación, el consumo de sustancias y otros aspectos de la vida cotidiana. Si hay sospechas de que existe un problema, se debe buscar tratamiento lo antes posible.

¿En qué consiste una evaluación psiquiátrica integral?

A continuación se incluyen los componentes más comunes de una evaluación psiquiátrica integral de diagnóstico. Sin embargo, cada evaluación es diferente, así como son diferentes los síntomas y los comportamientos de cada niño. Es posible que, para una evaluación integral, se necesiten varias horas además de una o más consultas. La evaluación incluirá entrevistas con el niño y los padres o tutores. La evaluación puede incluir lo siguiente:

  • Descripción de los comportamientos presentes, por ejemplo:

    • ¿Cuándo ocurren los comportamientos y cuánto duran?

    • ¿En qué situaciones ocurren los comportamientos con mayor frecuencia?

    • ¿Qué impacto tienen los comportamientos en el desempeño escolar y otras actividades, así como en las relaciones con los demás (por ejemplo, la familia, los compañeros de clase o los maestros)?

    • ¿Qué se ha intentado en el pasado para ayudar con los comportamientos del niño?

  • Descripción de los síntomas (físicos y psiquiátricos)

  • Antecedentes familiares y personales de trastornos emocionales, conductuales o del desarrollo

  • Antecedentes médicos completos, incluida una descripción del estado general de salud física del niño, una lista de otras enfermedades o afecciones que tenga y todo tratamiento que se administra actualmente

  • Análisis de laboratorio, en algunos casos (se pueden usar para determinar si hay una afección preexistente), y otros estudios, incluidos los siguientes:

    • Análisis de sangre

    • Estudios radiológicos para detectar anomalías, en particular en el cerebro

    • Evaluaciones educativas

    • Evaluaciones del habla y del lenguaje

    • Evaluaciones psicológicas

Preocupaciones de los padres cuando se evalúa a un niño

Es natural y bastante común que los padres se cuestionen a sí mismos cuando un niño o un adolescente necesita una evaluación psiquiátrica. Pueden tener muchas preguntas e inquietudes respecto del bienestar y la salud emocional de su hijo. Las preguntas comunes que los padres suelen hacer incluyen las siguientes:

  • ¿Cuál es el problema con nuestro hijo?

  • ¿Nuestro hijo es anormal?

  • ¿Cometimos algún error en su crianza que le haya causado esta afección?

  • ¿Es necesario internar a nuestro hijo?

  • ¿Nuestro hijo necesitará tratamiento?

  • ¿Superará nuestro hijo estos comportamientos?

  • ¿Nuestros otros hijos también tendrán esta afección?

  • ¿Es tan solo una etapa que nuestro hijo está atravesando?

  • ¿Cuánto costará el tratamiento?

  • ¿Dónde podemos buscar ayuda para nuestro hijo?

  • ¿Qué significa este diagnóstico?

  • ¿Cómo puede involucrarse mi familia?

Si el diagnóstico se hace en función de una o más evaluaciones psiquiátricas, la participación de los padres y de la familia en el tratamiento es muy importante para cualquier niño o adolescente con un trastorno de salud mental. El proveedor de atención médica o el proveedor de salud mental de su hijo responderá sus preguntas y le dará tranquilidad. Este profesional colaborará con usted para establecer objetivos de tratamiento a corto y a largo plazo para su hijo.

Revisor médico: L Renee Watson MSN RN
Revisor médico: Marianne Fraser MSN RN
Revisor médico: Paul Ballas MD
Última revisión: 10/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.