Mamografía

¿Qué es una mamografía?

La mamografía es una imagen radiográfica de las mamas que se usa para detectar y diagnosticar las enfermedades mamarias en las mujeres. Su proveedor de atención médica puede indicarle que se haga una mamografía si tiene un problema en las mamas, por ejemplo, un bulto, dolor o secreción de un pezón. También puede pedírsela como una prueba de detección de cáncer de mama, de tumores no cancerosos (benignos) y de quistes, antes de que estos puedan palparse.

Si en la mamografía puede verse una zona de la mama que tal vez sea cáncer, su proveedor puede derivarla a un especialista que cuenta con capacitación para tomar muestras de tejido. Esto se denomina biopsia. Este médico puede extirpar el tejido con una aguja o durante una cirugía, y se lo se examinará con un microscopio para determinar si es cáncer.

Para las radiografías se usa una cantidad pequeña de radiación para crear imágenes de los huesos y de los órganos internos. Estas pruebas se usan con mayor frecuencia para detectar problemas en los huesos o las articulaciones, o para examinar el corazón y los pulmones. Las mamografías son un tipo de radiografía.

Generalmente, se hacen con la ayuda de una computadora para generar imágenes digitales. Uno de los métodos para su realización, llamado tridimensional o tomográfico, es adecuado para las mujeres menores de 50 años, las mujeres con tejido mamario denso y aquellas que son premenopáusicas o perimenopáusicas. El otro método se conoce como bidimensional.

Con cualquiera de los dos, las imágenes mamográficas se examinan en busca de masas tumorales, depósitos minerales diminutos llamados calcificaciones o zonas de densidad anormal. Cualquiera de estas características puede indicar la presencia de cáncer. Una computadora resalta las zonas problemáticas para que el radiólogo las examine.

¿Por qué podría necesitar una mamografía?

Es posible que tenga que hacerse una mamografía como prueba de detección o para ayudar a su proveedor de atención médica a hacer un diagnóstico. Si es mayor de 25 años, debe hacerse una mamografía si tiene estos síntomas:

  • Un bulto

  • Engrosamiento de la piel de la mama

  • Hendiduras en la piel de la mama

  • Supuración de líquido de un pezón o secreción

  • Una llaga en un pezón que no se cura

  • Dolor de mamas

Puede que también tenga que hacerse una mamografía de detección si tiene las mamas densas, con bultos o si son muy grandes. Esto se debe a que, tal vez, su proveedor no pueda hacerle un examen físico completo de las mamas.

También puede que necesite una mamografía de rutina si tiene un riesgo alto de sufrir cáncer de mama o si tuvo cáncer de mama en el pasado.

Su proveedor puede tener otros motivos para indicarle que se someta a una mamografía.

Cuándo hacerse una mamografía

Distintas instituciones especializadas en salud tienen recomendaciones diferentes para las mujeres que no presentan síntomas de cáncer de mama:

  • El Grupo de Trabajo sobre Servicios Preventivos de los Estados Unidos (U.S. Preventive Services Task Force) recomienda que las mujeres de entre 50 y 74 años se sometan a las pruebas de detección cada 2 años. También indica que la decisión de comenzar con las mamografías de detección en las mujeres menores de 50 años depende de cada caso.

  • En el caso de las mujeres que tienen un riesgo promedio, la Sociedad Americana contra el Cáncer (American Cancer Society) recomienda comenzar las pruebas de detección a los 40 años. Las mujeres que tienen entre 45 y 54 años deben hacerse mamografías anualmente. Luego usted puede someterse a una mamografía cada 2 años o tiene la opción de continuar con las mamografías anuales.

Hable con su proveedor de atención médica para saber cuáles son las pautas para las pruebas de detección adecuadas para su caso. Si tiene más riesgo de tener cáncer de mama, hable con su proveedor acerca de lo siguiente:

  • Comenzar antes con las mamografías de detección

  • Someterse a pruebas adicionales, como ecografía o resonancia magnética mamaria

  • Aumentar la frecuencia de las mamografías

¿Cuáles son los riesgos de una mamografía?

La mamografía se realiza con radiografías, las cuales utilizan una dosis de radiación muy pequeña. Consulte con su proveedor de atención médica sobre la cantidad de radiación que se utiliza y acerca de los riesgos en su caso.

Piense en la posibilidad de anotar todas las radiografías a las que se somete e incluya las exploraciones que le realizaron anteriormente y las radiografías que le hicieron por otros motivos. Muéstrele esta lista a su proveedor. Los riesgos de la exposición a la radiación pueden estar asociados con la cantidad de radiografías que le hacen y con el número de tratamientos con rayos X que recibe a lo largo del tiempo.

Informe a su proveedor si está embarazada o si piensa que puede estarlo. La exposición a la radiación durante el embarazo puede causar anomalías congénitas. Si tienen que hacerle una mamografía mientras está embarazada, su proveedor tomará medidas especiales para que la exposición del feto a la radiación sea lo más baja posible.

Si es menor de 30 años, puede que las mamografías sean más difíciles de interpretar porque el tejido mamario es más denso que cuando se es una persona de edad avanzada.

Durante la mamografía, puede sentir algo de dolor o algunas molestias porque la mama se comprime contra la placa radiográfica. Esta compresión no dañará la mama.

Es posible que haya otros riesgos, según su estado de salud específico. Hable con su proveedor acerca de cualquier inquietud que tenga antes de la prueba.

Algunas cosas pueden quitarle precisión a la mamografía. Entre ellas, se encuentran las siguientes:

  • Talco, desodorante, cremas o lociones que se pone en las axilas o en las mamas.

  • Los implantes mamarios. Si tiene implantes mamarios, informe al respecto al centro de mamografías cuando haga la cita.

  • Antecedentes de cirugía de las mamas.

  • Cambios hormonales mamarios.

¿Cómo me preparo para una mamografía?

  • El proveedor de atención médica le explicará el procedimiento. Hágale todas las preguntas que tenga.

  • Es posible que le pidan que firme un formulario de consentimiento, el cual autoriza al proveedor a realizar el procedimiento. Lea el formulario atentamente y haga preguntas antes de firmarlo, si algo no está claro.

  • Puede comer y beber normalmente antes del procedimiento. No necesitará ningún medicamento para ayudarla a que se relaje ni para inducirle el sueño.

  • Informe a su proveedor si está embarazada o si piensa que puede estarlo.

  • Infórmele también sobre todos los medicamentos que usa. Esto incluye los medicamentos recetados y los de venta libre, y los suplementos a base de hierbas.

  • Si tiene implantes mamarios o si está amamantando, dígale a su proveedor.

  • Use ropa que pueda quitarse fácilmente.

  • Pregunte si debe llevar con usted las imágenes mamográficas anteriores. Esto es importante si le hicieron una mamografía en un centro diferente. El radiólogo deberá comparar las imágenes anteriores con las nuevas.

  • No se ponga desodorante, perfume, talcos ni pomadas en las mamas ni tampoco en la zona de las axilas el día de la mamografía. Estas sustancias pueden dificultar la obtención de imágenes claras de las mamas.

  • Si tiene dolor de mamas, tal vez deba dejar de ingerir bebidas o alimentos con cafeína durante 5 a 7 días antes de la prueba.

  • A menudo, las mamas están sensibles la semana previa a la menstruación y durante este período. Intente programar la mamografía 1 o 2 semanas después del comienzo de la menstruación.

  • Siga toda instrucción que le dé su proveedor para prepararse.

¿Qué ocurre durante una mamografía?

Pueden hacerle la mamografía de manera ambulatoria, o bien durante una internación. La manera de realizar la prueba puede variar, y esto depende de su afección y de las prácticas de su proveedor de atención médica.

Generalmente, una mamografía sigue este proceso:

  1. Le pedirán que se quite la ropa, las joyas u otros objetos que puedan entorpecer la prueba.

  2. Le pedirán que se quite la ropa de la cintura para arriba y le darán una bata para que se coloque.

  3. El técnico le preguntará si le duelen las mamas o si ha visto o palpado bultos u otros cambios en alguna de las mamas. Si es así, este profesional colocará un marcador en ese lugar antes del procedimiento.

  4. Se parará de pie frente a un mamógrafo. Le apoyarán una de las mamas sobre la placa radiográfica. El técnico puede examinarle la mama o moverla para acomodarla en el mejor lugar para tomar la imagen. Puede poner un marcador en los lunares, las cicatrices u otros lugares que tal vez afecten la imagen de la mama.

  5. El técnico hará descender una placa plana de plástico encima de la mama que la comprimirá suavemente contra la placa radiográfica. Esta compresión es necesaria para mantener el nivel de radiación lo más bajo posible. También ayuda a tomar la mejor imagen del tejido mamario. Tal vez sienta algo de dolor o cierta molestia por un rato.

  6. Le pedirán que contenga la respiración mientras se toman las imágenes.

  7. El técnico se ubicará detrás de una ventana de protección mientras se toman las imágenes.

  8. Este profesional tomará 2 imágenes de cada mama en diferentes ángulos. Entre una imagen y otra, será necesario cambiarle la mama de posición.

  9. Después de que se hayan tomado las radiografías, le pedirán que espere. El radiólogo las observará y se asegurará de que sean nítidas y de que no haga falta tomar más imágenes. Tal vez haya que tomar más imágenes en el mismo momento o quizás la citen nuevamente para hacerle más pruebas, si el radiólogo tiene preguntas sobre la primera serie de imágenes.

  10. La prueba tarda unos 20 a 30 minutos.

Aunque la mamografía propiamente dicha no causa dolor, tal vez sienta molestias o dolor cuando le mueven la mama de un lugar a otro y la comprimen. Particularmente, esto sucede si recientemente sufrió una lesión o le hicieron una cirugía en las mamas. El técnico hará uso de todas las medidas de comodidad posibles y completará la prueba cuanto antes.

¿Qué ocurre después de una mamografía?

En la mayoría de los casos, no tendrá que hacer nada especial después de una mamografía. Su proveedor de atención médica puede darle más instrucciones, en función de su situación.

Próximos pasos

Asegúrese de saber lo siguiente antes de aceptar someterse al procedimiento:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento

  • Los motivos por los que se realiza la prueba o el procedimiento

  • Los resultados que puede esperar y qué significan

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o del procedimiento

  • Los efectos secundarios y las complicaciones posibles

  • Cuándo y dónde le realizarán la prueba o el procedimiento

  • Quién es la persona que realizará la prueba o el procedimiento y sus conocimientos o experiencia

  • Qué sucedería si no se realizara la prueba o el procedimiento

  • Las pruebas o los procedimientos alternativos disponibles

  • Cuándo y cómo obtendrá los resultados

  • A quién llamar luego de la prueba o del procedimiento en caso de tener preguntas o problemas

  • Cuánto tendrá que pagar por la prueba o el procedimiento

Revisor médico: Louise Cunningham RN BSN
Revisor médico: Marianne Fraser MSN RN
Revisor médico: Neil Grossman MD
Última revisión: 2/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.