Lavado de las manos

¿Cuál es la mejor manera de lavarse las manos?

Lávese las manos con frecuencia, ya sea en su casa o en el trabajo, y hágalo correctamente, como se indica a continuación:

  • Use agua corriente limpia. El agua puede ser fría o tibia, ambas son adecuadas.

  • Mójese las manos antes de ponerse jabón.

  • Frótese las manos enjabonadas con fuerza durante al menos 20 segundos. Lave bien todas las superficies. No olvide las muñecas, las palmas, el dorso de la mano y entre los dedos.

  • Límpiese debajo de las uñas y elimine toda la suciedad que pueda haber.

  • Enjuáguese bien las manos para eliminar todo el jabón.

  • Séquese las manos con un secador de aire o una toalla de papel limpia.

  • Utilice una toalla de papel para cerrar la llave del agua sin tocarla directamente.

Si no tiene agua y jabón disponibles, puede usar un desinfectante a base de alcohol que contenga al menos un 60 % de alcohol para limpiarse las manos. Cuando use este tipo de productos, haga lo siguiente:

  • Coloque desinfectante en la palma de una de las manos.

  • Frótese bien las manos.

  • Haga que el desinfectante por todas las superficies de las manos y los dedos hasta que estén secos. Lleva unos 20 segundos.

¿Con qué frecuencia debo lavarme las manos?

Las manos deben lavarse a menudo. Más veces de las que lo hace la mayoría de los adultos y los niños. Las bacterias y otros microbios solo pueden verse con un microscopio, por lo que pueden estar en cualquier lado. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), es de especial importancia lavarse las manos en estas ocasiones:

  • Antes de preparar la comida

  • Antes de comer

  • Antes y después de atender una úlcera, un corte o una herida

  • Después de usar el sanitario

  • Después de tocar un animal o sus desechos

  • Después de cambiar pañales o de limpiar después de que un niño haya usado el baño

  • Después de soplarse la nariz, toser o estornudar

  • Después de manipular la basura

  • Cuando tiene las manos sucias

  • Cuando alguien cercano está enfermo

¿Cuál es la diferencia entre limpiar y desinfectar?

Limpiar y desinfectar son dos cosas diferentes. Limpiar significa usar agua y jabón para eliminar la suciedad y la mayoría de los microbios. Desinfectar significa usar soluciones de limpieza que tengan ingredientes para destruir las bacterias y otros microbios. Muchas superficies pueden parecer limpias, pero estar contaminadas por microbios.

Los CDC recomiendan hacer lo siguiente al limpiar o desinfectar:

  • Use guantes de goma para limpiar sangre, vómito o heces.

  • Use guantes de goma cuando tenga cortes o rasguños en la mano que pueden facilitar que ingrese una infección al cuerpo. 

  • Lea las instrucciones de la etiqueta de los productos de limpieza, incluida la información de seguridad.

  • Primero, limpie la superficie con agua y jabón u otro limpiador. Nota: Guarde siempre las soluciones de limpieza y los productos químicos del hogar en sus recipientes originales. Manténgalos fuera del alcance de los niños.

  • En segundo lugar, use un desinfectante en la superficie. Déjela durante unos minutos, según las instrucciones del fabricante.

  • En tercer lugar, seque la superficie con una toalla de papel y deseche esa toalla. O use un paño que luego pueda lavar.

  • Por último, lávese bien las manos, incluso si usó guantes.

Las 2 zonas más importantes de la casa que deben limpiarse y desinfectarse correctamente son la cocina y el baño. En la cocina, las bacterias de los alimentos crudos puede contaminar las superficies y las áreas donde se prepara la comida. Si no se limpian correctamente, se pueden propagar enfermedades. Otras zonas que deben limpiarse bien son las mesas donde cambia los pañales y los cubos donde desecha los pañales sucios.

Revisor médico: Barry Zingman MD
Revisor médico: L Renee Watson MSN RN
Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Última revisión: 11/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.