Cómo prepararse para el próximo embarazo

Si está planeando quedar embarazada, puede tomar algunas medidas a fin de reducir los riesgos para usted y su bebé. Tener buena salud antes de decidir quedar embarazada es casi tan importante como mantener un cuerpo sano durante el embarazo.

Las primeras semanas son importantes para el desarrollo de un niño. Pero muchas mujeres no se enteran de que están embarazadas hasta varias semanas después de la concepción. Cuidarse antes de quedar embarazada es lo mejor que puede hacer para usted y su bebé.

Uno de los pasos más importantes para prepararse para un embarazo saludable es un examen previo a la concepción que realiza el proveedor de atención médica. Durante esa visita, el proveedor evaluará su estado de salud general y le informará sobre cualquier factor de riesgo que pueda hacer difícil el embarazo. Además, usted puede recibir asesoramiento y tratamiento para los problemas de salud que pueden alterarse a causa del embarazo, entre ellos, la diabetes o las enfermedades cardíacas. Con la preparación previa, puede lograr su estado más saludable antes de quedar embarazada. El examen previo a la concepción puede incluir lo siguiente:

  • Antecedentes médicos de la familia. Sus antecedentes médicos servirán para saber si algún miembro de la familia tuvo alguna afección, como presión arterial alta, diabetes o un retraso del desarrollo.

  • Pruebas genéticas. Se debe hacer una revisión de los posibles problemas genéticos puesto que algunos pueden ser hereditarios, por ejemplo, la fibrosis quística, la atrofia muscular espinal y la anemia de células falciformes. Algunos problemas genéticos pueden detectarse antes del embarazo con análisis de sangre.

  • Sus antecedentes médicos. El proveedor de atención médica revisará sus antecedentes médicos en busca de lo siguiente:

    • Problemas de salud que necesiten atención especial durante el embarazo, como epilepsia, diabetes, presión arterial alta, anemia o alergias

    • Cirugías previas

    • Antecedentes de los embarazos previos, incluido el número, la duración del embarazo (la gestación), las complicaciones de los embarazos anteriores o los embarazos que perdió

  • Vacunas al día. Asegúrese de tener al día todas sus vacunas. El proveedor de atención médica tal vez desee hacer una comprobación de su inmunidad a la rubéola o al sarampión alemán. Contraer estas enfermedades durante el embarazo puede causar un aborto espontáneo o anomalías congénitas (defectos de nacimiento). Si no tiene inmunidad, la aplicación de una vacuna 1 mes antes de la concepción puede dársela. La mayoría de las vacunas no deben administrarse durante el embarazo.

  • Control de infecciones. Se realiza para determinar si tiene algún tipo de infección que podría ser perjudicial para usted y para el feto.

Reduzca su riesgo de complicaciones

Puede tomar medidas para ayudar a reducir el riesgo de sufrir complicaciones, que le serán útiles para prepararse para un embarazo y un parto saludables. Entre ellas, se encuentran las siguientes:

  • Deje de fumar. Si fuma, deje de hacerlo ahora. En los estudios se ha demostrado que los bebés cuyas madres fuman suelen nacer antes de tiempo o tienen bajo peso al nacer y una probabilidad más alta de tener anomalías congénitas, como, por ejemplo, labio leporino o hendidura del paladar. Además, aumenta su probabilidad de nacer muertos o de morir a causa del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). Asimismo, la exposición al tabaquismo pasivo la vuelve a usted más propensa a tener un bebé con bajo peso al nacer.

  • Coma bien. Seguir una dieta equilibrada antes del embarazo y durante la gestación es bueno para su salud en general, y también es necesario para alimentar al bebé por nacer.

  • Mantenga un peso saludable y haga ejercicio físico. Es importante hacer actividad física con regularidad y mantener un peso saludable antes del embarazo y durante la gestación. Si tiene sobrepeso, puede tener problemas de salud, como presión arterial alta o diabetes. Si su peso es insuficiente, su bebé puede tener riesgo de nacer con bajo peso.

  • Mantenga sus problemas de salud bajo control. Asuma el control de sus problemas de salud actuales, como la diabetes o la presión arterial alta.

  • Prevenga las anomalías congénitas. Tome 400 mcg de ácido fólico diariamente o según le indique su proveedor de atención médica. El ácido fólico es un nutriente que se encuentra en algunas verduras de hoja verde, los frutos secos, los frijoles, los cítricos, los cereales fortificados y los suplementos vitamínicos. El ácido fólico puede ayudar a reducir el riesgo de que el bebé tenga anomalías congénitas en el cerebro y la médula espinal (defectos del tubo neural). Si tiene antecedentes familiares de espina bífida, defectos cardíacos congénitos, labio leporino o hendidura del paladar, su proveedor de atención médica puede recetarle ácido fólico adicional.

  • No consuma alcohol. Todas las bebidas alcohólicas son dañinas durante el embarazo. Consumir alcohol en esta etapa puede derivar en aborto espontáneo, muerte fetal y retrasos del desarrollo.

  • Informe sobre sus medicamentos. Informe a su proveedor de atención médica sobre todos los medicamentos que se administra actualmente, entre ellos, los recetados y los de venta libre, y los suplementos a base de hierbas. Algunos pueden tener efectos nocivos en el feto en desarrollo.

  • Evite la exposición a los productos químicos dañinos. Evite la exposición a las sustancias y los productos químicos dañinos, como el plomo y los plaguicidas. Si es necesario desde el punto de vista médico, pueden hacerle algunas radiografías durante el embarazo. La exposición a altos niveles de radiación y a algunas sustancias químicas puede dañar al feto en desarrollo.

  • Prevenga las infecciones. No coma carnes ni huevos que estén crudos o poco cocidos. Además, manténgase alejada de las heces y la arena de los gatos, ya que la exponen a la toxoplasmosis, un problema puede provocar una enfermedad grave en el feto o incluso la muerte.

  • Tome vitaminas diariamente. Empiece a tomar una vitamina prenatal al día. Esto le permitirá asegurarse de que su cuerpo reciba todos los nutrientes y las vitaminas que necesita para alimentar a un bebé sano.

  • Busque ayuda si es víctima de violencia doméstica. Si es víctima de abuso antes de la gestación, puede estar en riesgo de que el abuso aumente durante el embarazo. Su proveedor de atención médica puede ayudarla a encontrar recursos comunitarios, sociales y legales para que pueda lidiar con la violencia doméstica.

Revisor médico: Chad Haldeman-Englert MD
Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Heather M Trevino BSN RNC
Última revisión: 2/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.