Traer su bebé a casa

Mujer que asegura a un bebé en el portabebés.

La mayoría de los padres están entusiasmados por poder llevarse a su bebé a casa después de días o semanas en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN). Pero la idea puede causar nerviosismo en algunos padres. El alta de su bebé dependerá de muchos factores. Se evaluará de forma individual a cada bebé para determinar si están listos para irse a casa. Además, la familia debe estar preparada para brindar los cuidados especiales que pueda necesitar el bebé.

La Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) estableció pautas sobre cuándo deberían recibir el alta los bebés recién nacidos de alto riesgo. La información de abajo sobre el alta se basa en dichas pautas. Pida más información al proveedor de atención médica de su bebé en función de las necesidades del niño.

En general, los bebés pueden estar listos para irse a casa cuando:

  • estén aumentando de peso de forma constante

  • tengan una temperatura estable en una cuna común

  • puedan ser alimentados con biberón o amamantados sin dificultad para respirar u otros problemas

  • tengan el corazón estable y maduro, y capacidad para respirar

Los bebés también necesitan lo siguiente:

  • Vacunas 

  • Pruebas de detección, como de la vista y de la audición

  • Pruebas para buscar otros problemas

  • Planes de tratamiento de problemas médicos en curso

Los padres y otros cuidadores necesitan instrucciones sobre lo siguiente:

  • Alimentación

  • Cuidado básico del bebé (baños, cuidados de la piel, pañales y temperatura)

  • Reanimación cardiopulmonar (RCP) para bebés

  • Síntomas de enfermedad

  • Posición al dormir y seguridad en el asiento del auto

  • Uso y cuidado de dispositivos o equipos médicos especiales

  • Administración de medicamentos

  • Procedimientos o cuidados especiales como la succión o la colocación de vendajes especiales

El plan de seguimiento para cada bebé incluye identificar a un proveedor de atención médica primaria y especialistas que ayuden con cualquier necesidad especial del bebé. Los padres también necesitan preparar el hogar para la llegada del bebé. Por ejemplo: 

  • Organizar los servicios o equipos de cuidado especiales

  • No fumar en la casa o cerca del bebé

  • Asegurarse de que no haya cobijas, juguetes u otros objetos extraños en la cama del bebé

Si es posible, pida quedarse en una sala para padres para estar con su bebé una o dos noches antes del alta. Esto suele ayudar a los padres a sentirse más seguros. Pueden recibir la ayuda de enfermeros u otros proveedores que estén cerca para atender a su bebé. Pida un número de línea directa o de un centro de atención telefónica por si necesita llamar y hacer preguntas una vez que esté en casa con su bebé.

Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Heather M Trevino BSN RNC
Revisor médico: Liora C Adler MD
Última revisión: 9/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.