Tomografía computarizada de los riñones

¿Qué es una tomografía computarizada de los riñones?

La tomografía computarizada es un tipo de prueba de diagnóstico por imágenes en la que se usan radiografías y tecnología por computadora para crear imágenes o “cortes” del cuerpo. Permite obtener imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, como los huesos, los músculos, la grasa, los órganos y los vasos sanguíneos. Estas exploraciones son más detalladas que las que se obtienen con las radiografías tradicionales.

En una tomografía computarizada, el haz de rayos X se mueve en forma circular alrededor del cuerpo. Esto permite obtener muchas vistas diferentes de la misma parte del cuerpo. La información radiológica se envía a una computadora que interpreta los datos de los rayos X y los muestra en una pantalla.

Durante algunas pruebas, pueden administrarle un medio de contraste por vía oral o a través de una vena, lo que facilitará la visualización de partes de su cuerpo en la imagen.

Las tomografías computarizadas de los riñones pueden brindar información más detallada sobre estos órganos que las radiografías estándar, que pueden ofrecer más información relacionada con lesiones o enfermedades renales. Las tomografías de los riñones pueden ayudar a su proveedor de atención médica a encontrar problemas, por ejemplo, tumores u otras lesiones, afecciones obstructivas, anomalías congénitas (defectos de nacimiento), enfermedad renal poliquística, acumulación de líquido alrededor de los riñones, así como la ubicación de los abscesos.

Es posible que su proveedor de atención médica requiera otras pruebas afines para diagnosticar los problemas renales.

¿Por qué podría necesitar una tomografía computarizada de los riñones?

Se puede hacer una tomografía computarizada de los riñones para controlar la presencia de las siguientes afecciones:

  • Tumores u otras lesiones

  • Obstrucciones causadas por cálculos renales o una masa en el abdomen

  • Abscesos

  • Enfermedad renal poliquística

  • Incontinencia o retención urinaria

  • Insuficiencia renal

  • Anomalías congénitas

La tomografía computarizada también es de utilidad cuando otro tipo de examen, como una radiografía o una exploración física, no es concluyente. Las tomografías computarizadas de los riñones pueden usarse para hacer un examen de la parte posterior del abdomen y para guiar la colocación de la aguja en las biopsias renales.

Después de la extirpación de un riñón, las tomografías computarizadas pueden usarse para la localización de masas anormales en el espacio vacío donde antes estaba el órgano. Es posible que su proveedor de atención médica tenga otros motivos para indicarle una tomografía computarizada del abdomen.

¿Cuáles son los riesgos de una tomografía computarizada de los riñones?

Quizás sea conveniente que hable con su proveedor de atención médica sobre la cantidad de radiación que se utiliza durante la prueba. También pregunte sobre los riegos que se aplican a su caso.

Piense en la posibilidad de anotar todas las radiografías a las que se somete e incluya las exploraciones que le realizaron anteriormente y las radiografías que le hicieron por otros motivos. Muéstrele esta lista a su proveedor. Los riesgos de la exposición a la radiación pueden estar asociados con la cantidad de radiografías que le hacen y con el número de tratamientos con rayos X que recibe a lo largo del tiempo.

Dígale a su proveedor si aplica alguno de los siguientes casos:

  • Está embarazada o sospecha que puede estarlo. La exposición a la radiación durante el embarazo puede causar anomalías congénitas (defectos de nacimiento).

  • Es sensible o alérgico a medicamentos, a medios de contraste, a la anestesia local, al yodo o al látex.

  • Tiene insuficiencia renal u otros problemas en los riñones. En algunos casos, el medio de contraste puede causar insuficiencia renal. Las personas con enfermedades renales son más propensas a sufrir daño en los riñones después de la administración del medio de contraste.

  • Se administra ciertos medicamentos para la diabetes. Puede correr el riesgo de tener acidosis metabólica, una alteración peligrosa en el pH de la sangre.

Es posible que haya otros riesgos que se aplican solo a su caso. Hable con su proveedor de atención médica sobre cualquier inquietud que tenga antes del procedimiento.

Algunas cosas pueden restarle exactitud a una tomografía computarizada de los riñones, incluidas las siguientes:

  • Objetos metálicos, como los ganchos quirúrgicos en el abdomen

  • Bario en los intestinos por una prueba reciente con bario

  • Pruebas recientes para las que se usaron medios de contraste u otras sustancias

¿Cómo me preparo para una tomografía computarizada de los riñones?

  • Su proveedor de atención médica le explicará en qué consiste la exploración y le dará la posibilidad de hacer preguntas.

  • Si para la tomografía computarizada le administrarán un medio de contraste, se le pedirá que firme un formulario de consentimiento mediante el cual autoriza la realización del procedimiento. Lea el formulario atentamente y haga las preguntas que necesite si algo no está claro.

  • Es posible que le indiquen que no coma ni beba nada durante algunas horas antes de la exploración.

  • Avísele al técnico si alguna vez tuvo una reacción a un medio de contraste o si es alérgico al yodo. 

  • En general, no es necesario que deje de ingerir alimentos ni bebidas antes de una tomografía computarizada, a menos que se vaya a usar un medio de contraste. Si tiene que hacer ayuno, su proveedor de atención médica le dará instrucciones especiales con antelación.

  • Si está embarazada o sospecha que puede estarlo, avísele al técnico.

  • Infórmele al técnico si tiene alguna perforación (piercing) en el pecho o el abdomen.

  • Siga toda instrucción que le dé su proveedor para prepararse.

¿Qué ocurre durante una tomografía computarizada de los riñones?

Pueden hacerle una tomografía computarizada de forma ambulatoria o durante una internación. 

La forma en la que se hace la prueba puede variar según su afección y las prácticas de su proveedor de atención médica.

Generalmente, una tomografía computarizada de los riñones sigue este proceso:

  1. Le pedirán que se quite la ropa, las joyas u otros objetos que puedan entorpecer la obtención de una imagen.

  2. Si le piden que se quite la ropa, le darán una bata para que se coloque.

  3. Si en el procedimiento se usa un medio de contraste, se le colocará una vía intravenosa en la mano o el brazo para inyectar la sustancia. Si el medio de contraste se administra por vía oral, le darán un medio de contraste líquido para que beba.

  4. Estará recostado en una camilla para exploraciones que se desliza hacia una gran abertura circular en el tomógrafo. Es posible que se usen almohadas y correas para impedir que se mueva durante la exploración.

  5. El técnico estará en otra sala donde se encuentran los controles del tomógrafo, pero usted podrá verlo a través de una ventana todo el tiempo. En el interior del tomógrafo hay altavoces que le permitirán al técnico hablarle y escucharlo. Usted tendrá un botón de llamada para que pueda avisarle al técnico si tiene algún problema durante la exploración. El técnico lo estará observando todo el tiempo y estará en contacto permanente.

  6. A medida que el tomógrafo empiece a girar a su alrededor, los rayos X pasarán brevemente a través de su cuerpo. Oirá chasquidos y chirridos, lo que es normal.

  7. El tomógrafo detectará los rayos X que absorben los tejidos del cuerpo y los transmitirá a la computadora. La computadora transformará la información en una imagen que el radiólogo interpreta.

  8. Será importante que se quede muy quieto durante la exploración. Durante la exploración, puede que le pidan que contenga la respiración en diferentes momentos.

  9. Si para la exploración se usa un medio de contraste, lo sacarán del tomógrafo después de completada la primera serie de imágenes, y se obtendrá una segunda serie tras administrar el medio de contraste.

  10. Si se usa un medio de contraste para el procedimiento, puede sentir algunos efectos cuando se lo inyectan en la vía intravenosa. Estos pueden ser sensación de calor y sofoco, sabor salado o metálico en la boca, dolor de cabeza breve o náuseas, entre otros. En general, duran solo unos momentos.

  11. Debe avisarle al técnico si tiene dificultad para respirar, sudoración, entumecimiento o palpitaciones.

  12. Una vez finalizado el procedimiento, lo sacarán del tomógrafo.

  13. Si le colocaron una vía intravenosa, se la retirarán.

  14. Es posible que le pidan que espere un poco mientras el radiólogo examina las tomografías para asegurarse de que las imágenes sean claras.

La tomografía computarizada no es dolorosa. Tal vez sienta algunas molestias o dolor por estar recostado inmóvil durante la prueba. Esto puede deberse a una cirugía o una lesión reciente. El técnico hará uso de todas las medidas de comodidad posibles y realizará la tomografía lo más rápido que pueda para reducir al mínimo cualquier molestia o dolor.

¿Qué ocurre después de una tomografía computarizada de los riñones?

Si le administraron un medio de contraste durante el procedimiento, tal vez lo vigilen tras su realización para detectar cualquier efecto secundario o reacción a esta sustancia. Entre estos se incluyen picazón, hinchazón, erupción cutánea o dificultades para respirar.

Si nota algún dolor, enrojecimiento o hinchazón en el lugar de la inyección después de irse a su casa, informe a su proveedor de atención médica. Podría tratarse de un signo de infección o de otro tipo de reacción.

De lo contrario, no necesita ningún cuidado especial después de una tomografía computarizada de los riñones. A menos que su proveedor de atención médica le indique otra cosa, puede retomar su dieta y sus actividades habituales.

Su proveedor de atención médica puede darle otras instrucciones, en función de su situación.

Próximos pasos

Asegúrese de saber lo siguiente antes de aceptar someterse al procedimiento:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento

  • Los motivos por los que se realiza la prueba o el procedimiento

  • Los resultados que puede esperar y qué significan

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o del procedimiento

  • Los efectos secundarios y las complicaciones posibles

  • Cuándo y dónde le realizarán la prueba o el procedimiento

  • Quién es la persona que realizará la prueba o el procedimiento y sus conocimientos o experiencia

  • Qué sucedería si no se realizara la prueba o el procedimiento

  • Las pruebas o los procedimientos alternativos disponibles

  • Cuándo y cómo obtendrá los resultados

  • A quién llamar luego de la prueba o del procedimiento en caso de tener preguntas o problemas

  • Cuánto deberá pagar por la prueba o el procedimiento

Revisor médico: Neil Grossman MD
Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Revisor médico: Stacey Wojcik MBA BSN RN
Última revisión: 4/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.