Anticuerpo contra el EBV

¿Esta prueba tiene otros nombres?

Anticuerpos específicos contra el virus de Epstein-Barr, anticuerpo contra el VEB, anticuerpos específicos contra el EBV.

¿Qué es esta prueba?

Es un análisis de sangre que se realiza para detectar la presencia de anticuerpos contra el virus de Epstein-Barr (EBV, por sus siglas en inglés). La mayoría de las personas se infectan por este virus en algún momento. A menudo, el EBV no presenta ningún síntoma, pero puede causar mononucleosis u otras afecciones en algunas personas, especialmente en adolescentes y adultos jóvenes.

¿Por qué debo realizarme esta prueba?

Es posible que su proveedor de atención médica pida que le realicen esta prueba si tiene síntomas que podrían ser causados por la mononucleosis, como dolor de garganta, agotamiento físico, fiebre, erupción, ganglios inflamados en el cuello o agrandamiento del bazo. Su proveedor de atención médica usará la prueba para ver si el EBV está causando su enfermedad. Pero es posible que no tenga que hacerse esta prueba, a menos que sus resultados de otras pruebas de mononucleosis den negativos.

¿Qué otras pruebas podrían hacerme junto con esta?

Si su proveedor de atención médica sospecha que podría tener mononucleosis, es probable que le realice otros análisis de sangre, como una prueba de anticuerpos heterófilos o una prueba de mononucleosis, también denominada prueba rápida de mononucleosis. Esta prueba detecta la presencia de diferentes anticuerpos en la sangre, pero no confirma la presencia de EBV. También es posible que le extraigan sangre para hacerle un hemograma. A menudo, las personas con mononucleosis tienen niveles de glóbulos blancos llamados linfocitos más altos de lo normal. También es posible que le realicen análisis de sangre para detectar otras infecciones. Si tiene dolor de garganta, también es posible que le realicen un hisopado faríngeo para detectar la presencia de infección de garganta por estreptococos.

¿Qué significan los resultados de mi prueba?

Los resultados de la prueba pueden variar según su edad, género, antecedentes médicos, el método utilizado para el análisis y otros factores. Es posible que sus resultados no signifiquen que usted tenga algún problema. Para saber qué significan, hable con su proveedor de atención médica. 

Si los resultados de su prueba de anticuerpos contra el EBV dan negativo, es probable que signifique que nunca ha estado infectado por el EBV. Si los resultados de su prueba dan positivo, esto podría tener diferentes significados. Algunos tipos de anticuerpos contra el EBV están presentes en cantidades más altas durante una infección activa. Otros anticuerpos contra el EBV significan que ha tenido una infección en el pasado. Según el tipo de anticuerpos que se observe en la prueba, su proveedor de atención médica puede averiguar cuál es la causa de su enfermedad.

¿Cómo se realiza esta prueba?

Para la prueba, se requiere una muestra de sangre. Se utiliza una aguja para extraer sangre de una vena del brazo o de la mano. 

¿Esta prueba implica algún riesgo?

Tomar una muestra de sangre con una aguja implica riesgos. Estos incluyen sangrado, infección, moretones o sensación de mareo. Cuando le pinchen el brazo o la mano con la aguja, es posible que sienta una leve sensación de escozor o dolor. Después, la zona puede estar adolorida. 

¿Qué factores podrían afectar los resultados de mi prueba?

Una infección anterior por EBV puede afectar los resultados de esta prueba.

¿Cómo me preparo para esta prueba?

No necesita prepararse para esta prueba. Sin embargo, asegúrese de que su proveedor de atención médica sepa todos los medicamentos, los productos a base de hierbas, las vitaminas y los suplementos que usted usa. Esto incluye los medicamentos que no necesitan receta y toda droga ilegal que pudiera estar consumiendo. 

Revisor médico: Chad Haldeman-Englert MD
Revisor médico: Maryann Foley RN BSN
Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Última revisión: 8/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.