Diagnóstico de afecciones de la mano

¿Cómo se diagnostican las afecciones de la mano?

Algunas afecciones de la mano deben diagnosticarse mediante cirugía, según cuál sea el motivo que está provocando la afección. En general, una afección de la mano requiere de los siguientes procedimientos que ayudarán en el diagnóstico:

  • Historia clínica completa y exploración física. Su médico deberá saber cuántos años tiene, cuál es su mano más hábil, su trabajo y los antecedentes de cualquier otro problema con la mano. En el caso de las lesiones, es posible que el médico también necesite saber lo siguiente:

    • El tipo de lesión que presenta.

    • Cuándo y dónde se produjo la lesión.

    • Otra información sobre la lesión. Por ejemplo, ¿está relacionada con el trabajo? ¿Se lesionó la mano con una sustancia química o un equipo contaminado?

    • Posición del dedo afectado durante la lesión o caída.

  • Sus antecedentes médicos. Esto incluye la fecha de la última vacuna antitetánica y los medicamentos que toma actualmente.

En algunos casos, se puede llegar a un diagnóstico simplemente con una exploración física. Pero es posible que se necesiten las siguientes pruebas para ayudar a confirmar el diagnóstico o el alcance del problema:

  • Artrografía. Se inyecta un medio de contraste en la mano para permitir que el médico vea mejor las articulaciones en una radiografía.

  • Gammagrafía ósea. Se inyecta una sustancia ligeramente radioactiva (marcador radioactivo, tecnecio) en una vena, y se toman imágenes que muestran de qué manera ha entrado el marcador en los distintos tejidos y estructuras. A menudo, este estudio se hace por fases y puede tomar varias horas. Se toman imágenes de la mano en distintos momentos después de inyectar el marcador.

  • Tomografía computarizada. En esta prueba se emplean radiografías y una computadora para crear imágenes detalladas del cuerpo. Se pueden ver los huesos, los músculos, la grasa y los órganos. Estas imágenes son más detalladas que las que se obtienen en las radiografías generales.

  • Electromiografía. Con esta prueba se mide la actividad eléctrica de un músculo o grupo de músculos. Una electromiografía permite detectar la actividad muscular eléctrica anormal provocada por enfermedades y afecciones del sistema nervioso.

  • Resonancia magnética. En esta prueba se usan imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para generar imágenes detalladas de los órganos y las estructuras del cuerpo. Permite que el médico vea los tendones, ligamentos, vasos y nervios de la mano.

  • Ecografía. En esta prueba de diagnóstico por imágenes se usan ondas de sonido de alta frecuencia y una computadora para crear imágenes de los vasos sanguíneos, de los tejidos y de los órganos. Las ecografías sirven para ver los órganos internos mientras están en funcionamiento. Se puede ver la circulación de la sangre por varios vasos sanguíneos. En la mano, la ecografía es útil para encontrar acumulaciones de líquido, como los quistes.

  • Videofluoroscopia. Esta prueba permite que su médico vea cómo se mueven las manos registrando el movimiento con un video de las imágenes radiográficas para verlas varias veces. La imagen se muestra en una pantalla.

  • Radiografía. Esta prueba usa radiación electromagnética para crear imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos.

Revisor médico: Daphne Pierce-Smith RN MSN
Revisor médico: David Lickstein MD
Revisor médico: Ronald Karlin MD
Última revisión: 12/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.