Deformidades congénitas en las manos

¿Qué son las deformidades congénitas en las manos?

Las anomalías congénitas son deformidades que están presentes desde el nacimiento. Cualquier tipo de deformidad en un recién nacido puede convertirse en un problema para el niño a medida que crece. En particular, las deformidades en las manos pueden ser incapacitantes cuando el niño aprende a interactuar con el ambiente mediante el uso de las manos. El nivel de deformidad varía de una deformidad menor, como dedos desiguales, a una deformidad grave, como la ausencia total de un hueso.

Consultar de forma oportuna con un cirujano de manos es una parte importante del proceso de tratamiento para el niño que nació con una deformidad en las manos. Incluso si no es posible hacer una cirugía reconstructiva, pueden usarse muchos tipos diferentes de dispositivos prostodónticos para mejorar las funciones.

¿Cuáles son los tipos de deformidades congénitas en las manos?

Las clasificaciones para las deformidades en las manos pueden variar. Esta clasificación ha sido aceptada por la American Society for Surgery of the Hand (Sociedad Estadounidense de Cirugía de la Mano). Actualmente, hay 7 grupos de deformidades de la mano:

Problemas en la formación de las partes

Esto ocurre cuando partes del cuerpo dejan de desarrollarse mientras el bebé está en la matriz. Esto provoca la ausencia total de una parte del cuerpo, como una mano, o la falta de una estructura, como una parte del hueso del brazo. En caso de que falte una parte completa del cuerpo, no se realiza una cirugía. En cambio, estos niños quizás comiencen a usar un dispositivo prostodóntico desde la primera infancia. Ejemplos de tipos de deformidades:

  • Mano zamba radial. Una mano zamba radial es una deformidad que afecta todos los tejidos del lado del pulgar (lado del radio) del antebrazo y la mano. El niño puede tener un acortamiento en el hueso, un pulgar pequeño o la ausencia de este dedo. Las deformidades en la muñeca suelen operarse alrededor de los 6 meses de edad.

  • Mano zamba cubital. La mano zamba cubital es menos común que la mano zamba radial. Es posible que no se haya desarrollado bien el hueso del antebrazo del lado del meñique (cúbito) o que este hueso falte completamente.

Dedos fusionados

Con este tipo de deformidad, las partes de la mano, ya sean los huesos o los tejidos, no lograron separarse en la matriz. El tipo más común de esta clasificación es la “sindactilia”, una anomalía que ocurre cuando 2 o más dedos están fusionados.  Existe una tendencia familiar a desarrollar esta deformidad. Si los dedos están completamente fusionados, se considera sindactilia completa. Hay 2 tipos de sindactilia:

  • Sindactilia simple. Los dedos están unidos solamente por los tejidos.

  • Sindactilia compleja. Se fusionan los huesos de los dedos.

Otro ejemplo de dedos fusionados se ve en las contracturas de la mano. Las manos pueden contracturarse a causa de un problema con las células de la matriz. Una contractura es una tracción anormal de los dedos de la mano. En general, la provocan problemas con los músculos o la piel. Uno de los tipos comunes de esta clasificación incluye el dedo en resorte congénito. Esta anomalía ocurre cuando uno de los dedos no puede extenderse. En general, suele suceder en el pulgar. Es posible que pase algún tiempo en el desarrollo del niño hasta que se detecte que no puede extender el pulgar. Algunos de estos casos mejoran por sí solos. No suele hacerse una cirugía hasta el segundo año de vida, pero preferentemente se hace antes de los 3 años.

Duplicación de dedos

Esta anomalía también se conoce como “polidactilia”. El meñique es el dedo que suele verse afectado con mayor frecuencia.

Falta de desarrollo de los dedos

Esta anomalía está asociada a muchas deformidades congénitas en la mano. No siempre es necesario hacer un tratamiento quirúrgico para corregir estas deformidades. La falta de desarrollo de los dedos puede incluir lo siguiente:

  • El dedo es pequeño.

  • Faltan músculos.

  • Falta desarrollo en los huesos, o faltan completamente.

  • Falta un dedo completo.

Crecimiento excesivo de dedos

Esta anomalía también se conoce como “macrodactilia”, y se caracteriza por el crecimiento excesivo de un dedo. También pueden verse afectados el brazo y el antebrazo. Con poca frecuencia, todas las partes del dedo (o el pulgar) se ven afectadas. En la mayoría de los casos, ocurre en un solo dedo, que suele ser el índice. La cirugía para corregir esta afección es compleja, y los resultados pueden llegar a ser desfavorables. A veces, se recomienda la amputación del dedo agrandado.

Síndrome de bandas de constricción congénitas

Esto ocurre cuando se forma una banda de tejido alrededor de un dedo o brazo, lo que causa problemas que pueden afectar el flujo de sangre y el crecimiento normal. Las bandas de constricción están presentes desde el nacimiento. Esta afección puede estar asociada a otros defectos congénitos como el pie zambo, el labio leporino o la hendidura del paladar. Se desconoce la causa de esta anomalía. Según algunas teorías, las bandas amnióticas pueden causar constricciones alrededor de un dedo o extremidad. Es posible que, en algunos casos, deba amputarse el dedo.

Otros problemas generalizados con el sistema esquelético

Estos son un grupo de problemas complejos y poco frecuentes.

Tratamiento de las deformidades congénitas en las manos

El tratamiento puede incluir lo que se detalla a continuación:

  • Manipulación y estiramiento de las extremidades

  • Colocación de férulas en las extremidades afectadas

  • Transferencia del tendón

  • Trasferencia de un dedo del pie a la mano

  • Cirugía para extirpar dedos adicionales o dividir dedos fusionados

  • Aparatos externos que ayudan a realinear deformaciones en los dedos o las manos

  • Fisioterapia para ayudar a aumentar la fortaleza y la función de la mano.

  • Corrección de contracturas

  • Injertos de piel. Implican trasplantar piel a una parte de la mano a la que le falta piel o cuya piel se perdió durante una intervención quirúrgica.

  • Prótesis Puede usarse si la cirugía no es una opción, o además de la corrección quirúrgica.

Revisor médico: Daphne Pierce-Smith RN MSN
Revisor médico: David Lickstein MD
Revisor médico: Ronald Karlin MD
Última revisión: 12/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.